Posteado por: josewasinger | 6 febrero, 2010

El Taki Onkoy por Luis Millones

Millones, Luis.”Mesianismo en América Hispana: Taki Onkoy” en Memoria Americana nº 15, 2007. Ver: seccionetnohistoria.com.ar

Luis Millones, historiador y antropólogo peruano, miembro de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Perú, a partir del descubrimiento de la documentación del evangelizador Cristobal de Albornoz estudia el movimiento de Taki Onkoy para fuera del distrito del Qosqo (Cusco) en la región de las etnias Soras a fines del siglo XVI. En la introducción hace un análisis del concepto de milenarismo, y asociado, también, de anunciador y mesías. Este fenómeno social se extiendió en vastas zonas de América en donde impactó fuertemente la desestructuración generada por la conquista. El planteo muy interesante que realiza el autor es que la conquista deslegitimó el poder simbólico de los incas. Los movimientos mesiánicos andinos reivindicarían “dioses” andinos previos a la imposición generalizada de Inti. A diferencia de los siguientes movimientos mesiánicos que ocurrirán en los andes, en el Taki Onkoy no hubo reinvindicación de los Incas. Quizás se puede plantearle al autor la pertinencia del concepto de “movimiento mesiánico” para las rebeliones de los siglos siguientes como la de Santos Atahualpa. Sin embargo no es su foco de estudio en este artículo. Es importante la distinción que hace Luis Millones de la estrategia seguida por gran parte de la nobleza incaica que rápidamente adoptó elementos del catolicismo y de la juriprudencia catellana para adaptarse a la nueva situación, a diferencia de quienes siguieron a los profetas del Taki Onkoy. Los cronistas construyeron la noción de Taki Onkoy como un fenómeno grupal, los indios bailaban fuera de juicio y se necesitaba al hechicero o Hampi Kamayuq para curarlos. Era un malestar interior que atormentaba espiritualemente al enfermo, aunque Millones no lo asocia, en las etnografías contemporáneas sobre los Kallawayas de Inn Rösing se estudia el concepto extenso de enfermedad para los Ayllus, que no es sólo física, sino psíquica y social. La prédica catastrofista del mundo de los profetas se apoyaba en la noción de pachakuti o “transformación total” del mundo, las enfermedades que se propagaban como epidemias eran entendidas como consecuencia del enojo de las huacas a las que no podían ofrendar bajo el control de la iglesia. Se instigaba a los seguidores recuperar las viejas prácticas o rituales prohibidos y volver a ofrendar a las huacas para salvarse del cataclismo que caería sobre todas las poblaciones. Sin embargo según Millones la campaña de extirpación de Cristobal Albornoz para fines de siglo fue muy efectiva en frenar y limitar este movimiento. Este estudio del historiador peruano permite repensar el proceso de consolidación del orden colonial no sólo bajo la óptica de la violencia armada, sino en el contexto de una fuerte lucha simbólica entre dos imaginarios distintos. Sigue este trabajo las líneas historiográficas contemporáneas que se focalizan en los “discursos” como la realidad pensada por los actores sociales que guían sus prácticas.Taki Onkoy Luis Millones PDF

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: