Posteado por: josewasinger | 7 abril, 2010

Propuestas del colapso de Teotihuacán

Gazzola, Julie. “Una propuesta sobre el proceso, factores y condiciones del colapso de Teotihuacán” en Dimension Antropológica, INAH, nº 31, año 2009 (Ver http://www.dimensionantropologica.inah.gob.mx)

Los primeros estudios sobre Teotihuacán construyeron la imagen de una sociedad ideal, comunitaria,  se lo justificaba por ejemplo con argumentos como la ausencia de mención alguna  sobre quiénes habían sido sus gobernantes  a diferencia del área maya a través de sus estelas y monumentos donde podemos encontrar los nombres de los linajes. En la mega ciudad del valle de México, la abundancia en los murales pintados de motivos naturales, flora y fauna, más los personajes divinizados que hacían brotar agua de sus manos llevó incluso a interpretar la existencia de una sociedad pacífica. Pero Matos Moctezuma revirtió esta interpretación, retomó el final violento de Teotihuacán para reconsiderar la naturaleza de esta sociedad. Planteó que la sociedad expansionista de Teotihuacán para reproducirse imponía tributos mediante la coerción militar sobre pueblos circunvecinos, en forma semejante a los estados del posclásico. La confederación y alianza entre estos contra el dominador explica el asalto y su destrucción. En esta  orientación interpretativa se enmarca el riquísimo trabajo de Gazzola Julie.  Aporta a esta problemática  sobre la naturaleza de la sociedad de Teotihuacán una redefinición del concepto marxista de modo de producción. Sostiene que su modo de producción arrastraba una severa contradicción, las elites gobernantes eran dueñas de la fuerza de trabajo, sin llegar a ser esclava, pero los campesinos seguían poseyendo el control sobre sus tierras. Era un punto de partida débil de la estructura social. El gran aparato ideológico que aún se manifiesta en los carcomidos restos del sitio no legitimaba  una sociedad pacífica, sino la gran distancia social entre las elites y los sectores sujetos.  El crecimiento poblacional y la aplicación de la fuerza productiva en la megalítica parafernalia improductiva, impedía el desarrollo de los cambios tecnológicos necesarios para sostener semejante conglomerado poblacional. La evolución de esta sociedad hacia la producción artesanal especializada implicó el abandono paulatino  de la producción agrícola propia y la dependencia creciente de la importación de los alimentos de sociedades en donde recaían los tributos. Esto se constituía en otro punto débil de este modo de producción. Finalmente, las contradicciones de esta sociedad llevaron a la crisis y cuestionamiento de las autoridades y por tanto a la ausencia de poder, en donde las elites no podían regular la vida social en la ciudad y los subordinados podían resistirlas ya que eran los dueños de los medios de producción.  La desregulación del mercado y la inseguridad llevó a muchos grupos a dejar el espacio de la ciudad;  en este contexto las milicias respondían más a sus intereses de clase que a la defensa de la elite frente a las amenazas externas. La vulnerabilidad era cada vez mayor  ante cualquier ataque foráneo. La autora sostiene la necesidad de mirar al colapso como un fenómeno complejo, de confluencia de muchos factores. Es para destacar  su empleo de conceptos marxistas y por tanto la recuperación del análisis social de los procesos históricos en un contexto contemporáneo de abundantes lecturas posmodernas de lo precolombino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: